AUMENTA LA RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS

 

Un mejor diagnóstico de las infecciones, evitar la prescripción de antibióticos cuando no sea estrictamente necesario y el desarrollo de nuevos medicamentos y vacunas son los únicos medios para combatir la resistencia a los fármacos observada en ciertos microorganismos. Esta es la conclusión de un grupo de expertos norteamericanos en enfermedades infecciosas reunidos para analizar el hecho de que desde 1980 a 1992 la tasa de mortalidad por ese motivo aumentó en Estados Unidos un 60%.
Según uno de los expertos, el doctor Jeffrey Koplan, director de la agencia federal norteamericana Centros para el Control y Prevención de la Enfermedad, el 70% de las bacterias que provocan infecciones en pacientes de hospital son resistentes al menos a un antibiótico. “Es un problema –declaró– que crece en todo el mundo”.
Tan importante como la investigación en nuevos medicamentos es concienciar a la profesión médica de que debe recetarlos sólo cuando exista la certeza de que beneficiará al enfermo. Según los expertos norteamericanos, una de las maneras de luchar contra esta tendencia es esperar al diagnóstico analítico porque habitualmente los doctores recetan los antibióticos antes de haber recibido los resultados que confirmen la infección.
Los expertos han vaticinado que si no se frena el consumo de antibióticos serán cada vez más las “superbacterias” que en el futuro tendremos que combatir.