BEBER ALCOHOL PRIVA AL CEREBRO DE SUSTANCIAS QUE PROCURAN SENSACIÓN DE BIENESTAR

 

Beber grandes cantidades de alcohol priva al cerebro de sustancias que producen la sensación de bienestar y estimula la producción de otras que causan depresión y tensión. Así lo señala un estudio norteamericano que se acaba de presentar durante la reunión de la Sociedad Química Americana en Nueva Orleans (EE.UU.).
La investigación fue realizada por investigadores del Instituto de Investigación Scripps en La Joya (EE.UU.).
Según el estudio, el alcohol agota las sustancias químicas asociadas con los “senderos” cerebrales de “recompensa” o “placer”. Como los sistemas neurotransmisores están relacionados con la dependencia del alcohol, el cerebro intenta compensar el estrés con el factor de liberación de la corticotropina, una substancia que fomenta estados de depresión. Los investigadores afirman que los efectos del aumento de este factor persisten hasta un mes después de haber dejado de beber.