Buena parte del pescado, ¡contaminado por anisakis!

La cantidad de pescado infectado por anisakis es actualmente cuatro veces superior a la de años anteriores. La alerta la ha lanzado la Sociedad Española de Parasitología (Socepa) tras detectarse en el Laboratorio de Parasitología de Farmacia de la Universidad de Santiago de Compostela que el número de esos peligrosos nematodos parasitarios -que afectan a peces y mamíferos- es alarmante.
“Este año el porcentaje de larvas en las bacaladillas ha pasado de los 0,35 gramos por kilo de años anteriores a 1,3 gramos por kilo. Un aumento espectacular que no sabemos a qué se debe y pone en riesgo la salud”, asegura Florencio Martínez Ubeira, miembro del laboratorio. Un temor que en algunos hospitales ya han confirmado. Es el caso del madrileño Hospital Universitario La Princesa donde el Dr. Álvaro Daschner –miembro de su Servicio de Alergología- ha detectado un claro aumento de personas afectadas en los primeros meses de 2012.
El anisakis, parásito que en la actualidad se halla presente en el músculo de la mayoría de los pescados que se consumen en España -incluidos los de piscifactoría-, sigue llevando cada vez más gente a los hospitales ya que su ingesta genera dolor, ardor, urticaria e hinchazón durante varios días y puede provocar incluso apendicitis. Y llevar a menudo a quien .lo ingiere a desarrollar una fuerte alergia a él.
Discovery DSALUD ha advertido reiteradamente de este peligro (vea en nuestra web –www.dsalud.com– lo publicado en los números 49, 54, 58, 64, 65, 90, 92, 108 y 118 pero sobre todo el reportaje que con el título ¿Son seguros los alimentos que ingerimos en España? apareció en el nº 54 correspondiente a octubre del 2003) sin que nuestras autoridades sanitarias se den nunca por enteradas.
Y eso que los pescados con mayor riesgo de anisakis son los de más consumo: boquerones, sardinas, bacalaos, arenques,  salmones,  abadejos, merluzas, pescadillas, caballas, bonitos, jureles, rapes,carpachos, cebiches, lubinas, doradas y muchos otros. Además si bien a nivel oficial se dice que el parásito muere cuando el pescado permanece 72 horas congelado a menos 20 grados o si se cocina a más de 60 nosotros aconsejamos no ingerirlo si no ha pasado por ambos procesos. Recordemos asimismo que el anisakis sobrevive hasta 25 días en vinagre y 21 en salazón siendo pues peligroso consumir también salazones, ahumados, encurtidos, marinados, carpachos, ceviches y vinagretas de pescado.
La causa de esta proliferación se ignora fehacientemente pero todo apunta a la práctica de echar por la borda las vísceras del pescado nada más ser capturado para evitar que el anisakis pase de las tripas a la carne -lo que ocurre tras morir el pez- que ha llenado de larvas los caladeros habituales.
Cabe añadir que en la Universidad de Granada la bióloga Adela Valero está investigando sobre productos naturales de origen vegetal que causen la muerte del anisakis y asegura haber encontrado ya algunos que prometen: el limón, el tomillo, el orégano y la perilla. De hecho asegura que el 85% de las larvas de anisakis mueren al tratarse los pescados con aceites esenciales hechos con algunos de sus principios activos: tinol, geraniol, citronelol, citral y otros.
Y una empresa gallega –Teaxul– ha diseñado por su parte una sencilla máquina que puede instalarse en los pesqueros y los elimina acuchillando las vísceras de los pescados tratando luego a éstos con ozono.