Buscan durante 10 años soluciones para la calvicie… sin éxito

 

La firma cosmética L'Oreal ha realizado a lo largo de diez años un preciso estudio sobre las distintas fases que atraviesa el cabello humano con el fin de encontrar soluciones contra la calvicie y de momento sólo han conseguido constatar la dificultad de luchar contra la caída del pelo.
Hace diez años el equipo reclutó a diez voluntarios cuyas cabelleras ha estudiado minuciosamente. Cada mes rapaban medio centímetro cuadrado del cuero cabelludo de los voluntarios -siempre el mismo- y fotografiaban la evolución de los aproximadamente cien pelos que crecen en una parcela como esa.
Las fotos son en la actualidad una base de datos de enorme valor para este tipo de estudios. Ilustran a la perfección las distintas fases por las que pasan nuestros cabellos: anágena -o de crecimiento, que dura varios años-, catágena -muy breve y donde el crecimiento se detiene- y telógena -de varios meses de duración, donde el cabello se prepara para caer y cae.
Terminado el proceso, tiene lugar una fase de espera que precede a una nueva fase anágena y así prosigue un ciclo en el que el cabello se debilita progresivamente. Los investigadores han concluido que la clave sobre el futuro del pelo se encuentra sin duda en la fase anágena y es en ella en la que deben concentrarse los tratamientos contra la pérdida del cabello. El problema es que los cambios propios de esta fase se localizan en la punta del cabello por lo que es muy complicado tratarlos con cosméticos.
Especialistas de la Universidad Libre de Bruselas se han basado en los resultados de este estudio para crear en ordenador un modelo virtual en el que se representa la evolución de distintos tipos de cabello, ya sea de mujer o de hombre. Pero sigue siendo la empresa privada la más interesada en descubrir el remedio a un problema que, a fin de cuentas, no reviste más gravedad que sus problemas estéticos.