¡Cada vez ingerimos más disruptores endocrinos con los vegetales!

Inadmisible: ¡empieza a ser también peligroso consumir productos frescos!; especialmente lechugas, tomates, pepinos, puerros, pimientos, manzanas, melocotones, fresas, peras y uvas. Y es que los consumidores europeos estamos hoy expuestos ya cuando ingerimos vegetales a ¡30 sustancias químicas! que pueden provocar efectos negativos en la salud, algunas de ellas consideradasdisruptores endocrinos. Lo advierte un análisis realizado por Pesticide Action Network Europe (PAN Europe) sobre datos de la European Food Safety Authority (EFSA), la autoridad europea de seguridad alimentaria.
 “La situación es preocupante porque es verdad que las sustancias que se han encontrado están por debajo de los límites legales permitidos pero no es menos cierto que al fijar éstos no se tuvieron en cuenta sus efectos acumulativos ni el efecto que produce la combinación de todas ellas ya que cada una fue valorada individualmente, algo que no se corresponde con la realidad”, denuncia Alfredo Suárez, director de la Fundación Vivo Sano (www.vivosano.org), entidad que colabora en España con la campaña informativa que PAN Europe ha puesto en marcha a nivel europeo para concienciar a los ciudadanos y explicar cómo reducir la exposición a estas sustancias. La Fundación Vivo Sano ha decidido por ello publicar en internet una guía en la que detalla qué alimentos contienen más disruptores endocrinos; la tiene en http://bit.ly/Sza2n5.
Hoy se sabe que los disruptores endocrinos pueden provocar muy distintas enfermedades, desde obesidad y diabetes pasando por problemas de fertilidad hasta daños en el cerebro y cáncer. De ahí que los expertos insistan en la conveniencia de optar por productos orgánicos siempre que sea posible -fundamentalmente en la alimentación infantil y durante los embarazos- y lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas, especialmente en el caso de los cítricos cuya corteza no debe nunca consumirse.
Hasta aquí la noticia. Nosotros sugerimos a quienes deseen más información que lean en nuestra web –www.dsalud.com– los artículos que con los títulos ¡Estamos todos altamente contaminados! (I y II),
¿Podrá la industria química seguir contaminándonos impunemente?, El enorme peligro de algunos envases de plástico y El agua está contaminada por todo tipo de fármacospublicamos en los números 58-59, 63, 112 y 125 respectivamente así como lo explicado en la sección de Medicina Ambiental entre los números 132 y 138 y que hemos agrupado en www.dsalud.com/index.php?pagina=medicina_ambiental.