Cada vez más psiquiatras son llevados a los tribunales

 

Las denuncias ante los tribunales contra los psiquiatras y las instituciones en las que ejercen aumentan paulatinamente. Especialmente cuando sus pacientes se suicidan. Así se destacó en una reciente mesa redonda organizada por el Departamento de Psiquiatría y Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Sin embargo para el magistrado Nicolás Días Méndez -presidente de la Sección 19 de lo Civil de la Audiencia Provincial de Madrid- que intervino en ella lo que en España hacen o deberían hacer los jueces en estos casos es valorar si el psiquiatra actuó correctamente: “Se trata –dijo- de una obligación de medios, no de resultados, que exige emplear todos los que la Lex artis impone en cada momento”. Agregando que el aumento del número de demandas por suicidio se debe a la influencia anglosajona porque a su juicio la responsabilidad del psiquiatra“se limita al diagnóstico y a advertir las medidas oportunas; a partir de ahí la responsabilidad la asume el resto del personal sanitario y la institución”. El catedrático de Psiquiatría Alfredo Calcedo explicó que en el 90% de los casos existe una enfermedad psiquiátrica (en el 50% depresión), un 40% de los que lo consiguen lo habían intentado antes y 2 de cada 3 ya había advertido de que lo iban a hacer a sus familiares o amigos. Por su parte, para Juan José López Ibor -presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría– el suicidio está asociado a la enfermedad psiquiátrica –sobre todo a la depresión-, la ansiedad, el alcoholismo y la esquizofrenia siendo otros factores de riesgo la soledad, la edad avanzada, antecedentes familiares de suicidio, daño cerebral, haber expresado deseos de muerte y otros factores como no estar integrado en la sociedad o haber sufrido cambios muy importantes en su vida. De que los provoque –como todo indica- los fármacos que ellos recetan… nada de nada. La culpa para ellos es siempre del empedrado…