Caminar es beneficioso… a cierta velocidad

 

Caminar regularmente no basta. Hay que andar con cierta velocidad y vigor para lograr el objetivo de quemar esas grasas de más y estar más sano. Al menos así se asegura en el estudio efectuado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de la ciudad de Atlanta (EE.UU.) y publicado en Morbidity and Mortality Weekly Report.
Lo recomendable es hacerlo treinta minutos a una velocidad de unos 5,5 kilómetros por hora.