Campaña del Ministerio de Sanidad y Consumo para intentar evitar la obesidad

 

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha decidido poner en marcha un plan integral para intentar prevenir la obesidad. Una iniciativa encomiable porque hasta ahora ese departamento se limitaba a aprobar más y más fármacos –la mayoría absolutamente inútiles- para paliar los síntomas en lugar de combatirlos. Las acciones se llevarán a cabo en los ámbitos familiar, empresarial, sanitario y, especialmente, en el educativo incidiendo en los comedores escolares y en el fomento del ejercicio físico. Entre las medidas a adoptar destacan la sugerencia de reducir el porcentaje de sal en la elaboración del pan así como el de sodio y grasas en los alimentos envasados debiéndose incluir información nutricional en las etiquetas de los productos y en los menús de los restaurantes. Otra iniciativa –pensada para proteger a los niños- es la de que las máquinas expendedoras de comidas y bebidas no puedan instalarse en lugares de fácil acceso para los alumnos de Infantil y Primaria. La industria deberá además aplicar un código de autorregulación para la publicidad de alimentos y bebidas destinados a menores de 12 años, las franjas horarias de emisión y el modo de presentación de los productos. Los datos oficiales indican que en España el 14,5% de los adultos ya es obeso y el 38,5% tiene sobrepeso. Nos congratula la iniciativa. Lástima que vaya a servir de poco. Al tiempo.