Carmen Montón, nueva ministra de Sanidad

Carmen Montón Jiménez, nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social -y Consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana hasta su nombramiento- es Licenciada en Medicina por la Universidad Pública de Valencia aunque jamás ha ejercido como médico ni cursado otros estudios, realizado investigaciones o publicado trabajos sobre salud.

Nacida el 9 de marzo de 1976 en la localidad valenciana de Burjassot -tiene pues 42 años- está casada con Alberto Hernández -gerente de la Empresa General Valenciana del Agua S.A. (Egevasa) que gestiona los servicios de abastecimiento de agua, alcantarillado y depuración de la comunidad- y desde muy joven se dedicó a la política. Elegida con 23 años concejala de Cultura en el Ayuntamiento de su pueblo natal sería secretaria de Movimientos Sociales y ONG’s del PSPV-PSOE entre 2000 y 2004.

Elegida en 2004 diputada nacional por Valencia ejercería como coordinadora federal de la Organización Sectorial de Participación Ciudadana del PSOE entre 2005 y 2012, como vocal de la Comisión Ejecutiva Federal entre 2012 y 2014, como portavoz en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados entre 2012 y 2015, como Secretaria General Adjunta del Grupo Parlamentario Socialista de 2013 a 2014 y como Secretaría de Igualdad de la Comisión Ejecutiva Federal de 2014 a 2016. Miembro del Foro Parlamentario Europeo de Población, Desarrollo y Salud Reproductiva desde 2004 coordinaría el Intergrupo Parlamentario Español entre 2008 y 2012 siendo en junio de 2015 nombrada Consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, cargo que ocupaba en el momento de su nombramiento.

Carmen Montón es feminista, defiende la sanidad universal y de calidad y apuesta por el sector público frente a los modelos de gestión privada. De hecho su primera medida como Consejera de Salud de la comunidad valenciana fue aprobar un decreto que permitía acceder al sistema sanitario incluso a los inmigrantes sin papeles, decreto que anuló en 2017 el Tribunal Constitucional. Afirma estar orgullosa de haber contribuido a la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, la Ley de Identidad de Género y la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.

Para el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, la designación de la nueva ministra es «positiva» porque es contraria a la Homeopatía y a las medicinas no convencionales y es asimismo partidaria de derogar el Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones que tanto ha criticado la OMC.