Caso Vioxx: condenan a la Merck

a pagar nueve millones de dólares a un paciente 

La multinacional farmacéutica Merck ha sido condenada en Atlantic City (Nueva Jersey, EEUU) a pagar 13,5 millones de dólares a un paciente llamado McDarby por no advertirle del peligro que implicaba el uso del antiinflamatorio Vioxx y por los perjuicios sufridos en dos fallos consecutivos que sobre el mismo caso se dieron a conocer en el plazo de una semana. La multinacional apelará. El jurado, sin embargo, eximió a la compañía de la acusación de comportamiento fraudulento con los médicos que atendían al enfermo.
Merck ya fue condenada en agosto del año pasado a pagar 253 millones de dólares a una mujer cuyo marido murió tras tomar el Vioxx al considerarse también que actuó negligentemente por no advertirle del riesgo que suponía su consumo. Aunque su problema real va a llegar cuando tenga que afrontar la totalidad de las demandas ya que son cerca de 7.000 las que afronta por causa del Vioxx, antiinflamatorio que tuvo que retirar del mercado en septiembre de 2004 por los riesgos cardiacos que implicaba su uso.
Como nuestros lectores recordarán el New England Journal of Medicine denunció en diciembre del 2004 que la Merck había ocultado los ataques al corazón que habían sufrido varios pacientes que fueron tratados con Vioxx en un estudio que se efectuó el año 2000.