China amenaza con romper el monopolio de los fármacos patentados

El Gobierno chino acaba de cambiar la ley de patentes para legalizar la posibilidad de que empresas nacionales fabriquen fármacos patentados por las multinacionales en casos de “emergencia”, “circunstancias excepcionales” o “beneficio público”. Es más, en este último caso podrán exportarse a otros países, incluidos los que forman parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC). ¿La razón? Que los principios activos de muchos de los fármacos que las grandes multinacionales venden en todo el mundo se obtienen en empresas chinas y su gobierno se ha hartado de ver cómo esos mismos productos que ellos fabrican por poco dinero los tienen luego que comprar sus propios ciudadanos a precios abusivos lo que impide que lleguen a la población. Una decisión similar a la que tomó el Gobierno de la India que no hace mucho decidió comercializar un fármaco para el cáncer de la multinacional suiza Bayer AG haciendo caso omiso de la patente.
La verdad es que cientos de millones de personas que padecen enfermedades graves, están sufriendo y pueden morir no tienen acceso a las medicinas que se supone podrían aliviarles o curarles porque no pueden pagárselos. Y a nuestra putrefacta sociedad eso le parece “normal”. Le parece asumible que millones de personas sufran y mueran cada día solo porque son pobres. Trágico y grotesco. ¡Es hora de que se nacionalicen de una vez todas las empresas farmacéuticas! Aunque luego resulte que la mayoría de tales fármacos no sirvan para nada.