Cierran la consulta de Hang Dong Kyu

 

A lo largo de los últimos meses muchos lectores trasladaron a nuestra redacción su inquietud por el hecho de que no conseguían localizar al terapeuta coreano Hang Dong Kyu que, como bien saben los lectores de la revista, trata con éxito el cáncer mediante vitamina B17 y un conjunto de plantas medicinales seleccionadas tras muchos años de investigación (lea en nuestra web –www.dsalud.com– la entrevista que publicamos con él en el nº 64 de la revista). Pues bien, según acaba de saber Discovery DSALUD después de más de 20 años de tratar pacientes en España sin haber tenido jamás un solo contratiempo Hang Dong fue denunciado a la Policía por la madre de una paciente a la que estaba tratando y que, en un momento de crisis -fruto de la patología que padecía- tuvo que ser ingresada en un hospital de la Seguridad Social. Como resultado de esa denuncia los médicos del centro, funcionarios de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, se presentaron en su consulta acompañados de la Policía y tras un registro las instalaciones fueron cerradas. En este momento Hang Dong, a quien se le ha prohibido atender a cualquier paciente, está a la  espera del proceso judicial.
Hemos sabido también que sus pacientes han decidido recoger firmas de apoyo para que se les permita ser atendidos por él así como para que, bajo su propia responsabilidad como pacientes, se les permita utilizar vitamina B17 porque si bien no está hoy reconocida como medicamento en la Unión Europea es utilizada legalmente en algunos países de la Unión Europea y en más de 20 estados en Norteamérica.
Por supuesto habrá quien crea que el cierre de la consulta de Hang Dong no tiene nada que ver con la difusión en nuestra revista de su exitosa terapia para combatir el cáncer. Lo que nos solivianta es que nosotros mismos le advertimos claramente, antes de darla a conocer, que si aparecía corría el claro riesgo de que le cerraran la consulta. Pero nos respondió que aceptaba correr ese riesgo porque entendía que era importante que la gente estuviera informada. Es evidente que ha pagado cara su valentía.