Cáncer: el 33% de los enfermos usa terapias complementarias

Una de cada tres personas con cáncer tratada con quimioterapia o radioterapia utiliza además alguna terapia complementaria según un estudio elaborado por el Instituto Catalán de Oncología (ICO) tras seguir en Gerona a 346 pacientes. Siendo las más usadas la Fitoterapia (53%), la Homeopatía (22%), los complementos (19%), el Reiki (15%), las Flores de Bach (9%) y en menor medida la Reflexología y la Medicina Tradicional China. "Los pacientes –explicaría Jun Llunch, responsable de Psicooncología del ICO en Gerona- buscan con ello fortalecer el organismo para paliar al máximo los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos -las náuseas, los vómitos, el cansancio generalizado, etc.- por lo que empiezan con esas opciones en cuanto inician el tratamiento convencional”. Añadiendo que lo que más les ha sorprendido es que el 36% de las personas que utilizaban terapias complementarias no informó a sus médicos de ello y el 64% sí “pero debió comunicárselo seguramente a las enfermeras porque el 100% de los médicos desconocían este hecho". Para Jun Lluch se trata de un problema porque la terapia complementaria puede estar contraindicada con el tratamiento convencional y eso "reducir la eficacia del tratamiento". ¡Como si los quimioterápicos hubiesen demostrado alguna vez servir para algo!
Los expertos del ICO proponen pues "hacer una especie de vademecum que recoja toda la información existente sobre estas terapias complementarias, sus contraindicaciones y sus posibles efectos secundarios en pacientes con cáncer" y "buscar en todos los hospitales a algún médico -a ser posible oncólogo- formado y especializado en este tipo de terapias que pueda asesorar a los pacientes interesados así como a los médicos que los tratan". En pocas palabras, empiezan a transigir.