Confirman que la granada es antiinflamatoria

 

Un grupo de investigadores de la Universidad Case Western Reserve (EEUU) ha vuelto a corroborar –esta vez en un experimento con conejos que acaban de publicar en Journal of Inflammation– que la granada es antiinflamatoria. Lo constataron al comprobar que en el plasma que se les extrajo tras hacerles ingerir 175 ml de extracto de granada la cantidad de antioxidantes era muy superior al de las muestras extraídas antes y que se redujo de forma muy significativa la actividad de las proteínas responsables de la inflamación -en especial de la ciclooxigenasa 2– así como la producción de compuestos proinflamatorios. Sugiriendo que es eficaz, entre otras posibilidades, en el tratamiento de la artritis.
Discovery DSALUD ya publicó en el nº 94 un artículo sobre el zumo de granada (léalo en nuestra web:www.dsalud.com) en el que explicábamos que ayuda a neutralizar los efectos nocivos de los radicales libres, purifica la sangre, evita la formación de placas de ateroma, alivia la acidez estomacal, ayuda a hacer la digestión, regula la presión sanguínea, tonifica el organismo, refuerza el sistema inmune y ayuda a prevenir la aparición de numerosas enfermedades, incluido el cáncer. Y es que hoy se sabe que la granada es antioxidante, digestiva, astringente, diurética, depurativa, antiinflamatoria, antianémica, estrogénica, antiséptica, cardioprotectora, neuroprotectora, condroprotectora y anticancerígena.