Constatan la eficacia del Líquido Rojo

El doctor Javier Moreno Onorato, catedrático del Departamento de Biología Celular de la Universidad de Sevilla, ha realizado junto a los investigadores Laura Martínez, Inmaculada Domínguez y Javier Moreno un estudio que ha constatado las capacidades regenerativas del Líquido Rojo de Laboratorios Lage-Veiga del que hemos hablado varias veces en la revista, producto hidroalcohólico cuyos componentes son todos vegetales: savia betula verrucosa, commiphora molmol, propolis, folium betulae, rosa canina, salvia officinales, lavándula angustifolia, cedrela odorota y bosweelia carterii.

El equipo de investigadores examinó cómo actúa sobre el ADN de tres líneas celulares humanas: la A549 -línea tumoral epitelial derivada de carcinoma de pulmón-, la MRC5 -línea primaria de fibroblastos de pulmón- y la BJ-TERT -línea primaria de piel inmortalizada con el gen de la telomerasa humana-. Las pruebas demostraron que disminuye la viabilidad de las células tumorales y además que ¡protege a las células de los daños provocados por la radiación ionizante!

Como nuestros lectores habituales saben se trata de un producto que se comercializa desde hace más de tres décadas y demostró inicialmente eficacia en numerosas dolencias: acné, aftas, rosácea, vitíligo, psoriasis, manchas, micosis, quemaduras, varices y pérdida de cabello, entre otras. Propiedades no testadas en ensayos clínicos por su prohibitivo coste que sin embargo apoyó algo que en modo alguno puede atribuirse a un posible efecto placebo: la recuperación de un famoso tejo de 500 años en Pontedeume -un ejemplar de Taxus baccata- que según un informe del Jefe de Estación Fitopatológica de Areeiro -perteneciente a la Diputación de Pontevedra- emitido el 25 de junio de 2015 se consideraba «irrecuperable». Pues bien, tras utilizar en él el Líquido Rojo Jorge Juan Alvarez Castrillón, ingeniero técnico agrícola colegiado, asevera en un informe de 2016: “Tras una evolución negativa durante años y un informe que daba por terminada la vida del tejo de los Tenreiro el tratamiento dado por Antonia Veiga con el denominado Líquido Rojo del laboratorio Lage y Veiga sobre este árbol que parecía irrecuperable ha propiciado un cambio evolutivo favorable que ha revertido el estado progresivo de enfermedad en que se encontraba”.