Contagia un virus por los roces propios de un partido de rugby

 

Uno de los jugadores de rugby americano de la Universidad de Duke contagió a once jugadores rivales durante el encuentro que su equipo disputaba con la Universidad de Florida.
En el deporte, pues, los contactos físicos no sólo entrañan el riesgo de sufrir lesiones sino también el de trasmitir infecciones.
El virus debió transmitirse a través del simple forcejeo de los contrincantes, a través del balón o bien a través del aliento mientras los rivales formaban unos frente a otros.