¿Contribuyen las dietas hipocalóricas a la formación de cálculos?

Las dietas hipocalóricas llevan a desarrollar con más facilidad cálculos biliares según un estudio dirigido por Kari Johansson en el Instituto Karolinska (Suecia) tras analizar a 6.640 clientes de una empresa dedicada a la pérdida de peso de los que la mitad ingirió una dieta diaria de apenas 500 calorías entre mes y medio y dos meses y medio y la otra mitad de 1.200 a 1.500 pero durante tres meses (periodo tras el cual todos siguieron un régimen similar de mantenimiento durante nueve meses). Pues bien, a los tres meses los primeros perdieron de media 13'5 kg y los segundos 8 kg… solo que entre los primeros desarrollaron litiasis biliar 48 personas y entre los segundos solo 16.
Hasta aquí la ”noticia” cuyo “resultado” nos parece una memez. El hecho de que entre las 6.640 personas investigadas aparecieran piedras solo en 64 (48 + 16) demuestra que la relación de ese hecho con la dieta es nula. Y meramente anecdótico que haya habido 32 más en uno que en otro grupo… ¡de 3.320 personas cada uno! Estudios como éste ponen en entredicho la seriedad y rigor de muchas de las investigaciones actuales; aunque los “avalen” instituciones presuntamente prestigiosas como el Instituto Karolinska.