Crean una base de datos con cuatro millones de plantas medicinales amazónicas

 

Un grupo de científicos venezolanos acaba de iniciar un ambicioso proyecto para elaborar una base con todos los datos disponibles sobre las medicinas tradicionales basadas en plantas empleadas desde hace siglos por las comunidades indígenas del Amazonas. La base de datos -llamada Biozulua- pretende ser una gran biblioteca electrónica sobre estas plantas amazónicas y una forma de evitar que se pierdan esos conocimientos, en algunos casos milenarios. En total contiene cuatro millones de entradas que pueden ser consultadas por especie, enfermedad o bien por la comunidad indígena que la emplea e, incluso, por su localización geográfica a través de un sistema GPS. Para recoger esos datos los investigadores venezolanos se entrevistaron con miembros de 24 comunidades indígenas. Las autoridades del vecino Brasil ya se han interesado por el proyecto. La idea dela fundación Fudeci, encargada de realizar la base, es que las compañías farmacéuticas puedan extraer de ella fórmulas para nuevos medicamentos. Este aspecto aún no ha sido regulado y el gobierno venezolano acaba de crear un comité para legislar el acceso de las compañías a la información. Quienes han mostrado su preocupación por el uso que se pueda hacer de la misma son las comunidades indígenas que han denunciado que se está comercializando con sus conocimientos y el de sus antepasados.