Denuncian que 7 de cada 10 centros de adelgazamiento propone tratamientos ineficaces

 

Siete de cada diez centros de adelgazamiento en España no ofrece tratamientos eficaces y la mayoría engaña a sus clientes al anunciar una primera consulta gratuita, según denuncia un estudio elaborado por la revista “Consumer”. Es más, a pesar de cobrar entre 630 y 3.000 euros por tratamiento ofrecen poca información previa y no siempre atiende al cliente un experto en dietética o nutrición.
Los responsables del informe visitaron en abril pasado 36 centros de adelgazamiento de Madrid, Barcelona, Bilbao, Alicante, Valencia, Málaga, San Sebastián, Vitoria, Pamplona, Santander, Burgos y Castellón que tenían un denominador común: prometían perder peso en pocas semanas y, en algunos casos, fijaban metas imposibles.
Seis de los técnicos que elaboraron el estudio acudieron como clientes ficticios a tres centros de adelgazamiento de cada una de esas ciudades. Dos de los que sirvieron de “gancho” no necesitaban perder peso, otros dos presentaban un ligero sobrepeso y el resto eran obsesos en primer grado. Pues bien, dice la revista que en la tercera parte de los centros se observó ”una preocupante ausencia de ética profesional” puesto que “aconsejaron adelgazar a quien no lo necesitaba e, incluso, identificaron problemas de obesidad que no existían”.
En cuanto al lema de “primera consulta gratis” explica que suele ser “un mero gancho comercial” y “un engaño”. Es más, en la primera visita ninguno de los centros analizados realizó un estudio previo gratuito del cliente y se limitaron a dar información “con frecuencia incompleta” y “confusa”.
El 60% de los centros estudiados no aplicaba tampoco una dieta personalizada y en un 26% se detectó una “clara ausencia de ética profesional” ya que “informan o sugieren tratamientos que en absoluto se adaptan a las necesidades reales del paciente”.
El estudio agrega que en una quinta parte de los establecimientos estudiados eran esteticiens o hasta simples comerciales los que sugerían el tratamiento actuando como dietistas o médicos. Cabe añadir que el 40% de los centros proponía adelgazar en un tiempo inferior al recomendable y que difícilmente se puede alcanzar.