Desaconsejan tratamiento psicológico inmediato para víctimas de un fuerte trauma

 

Cuando los empleados de una empresa sufren un trauma a consecuencia de un accidente de trenes o un secuestro de un avión, por ejemplo, es contraproducente que la compañía les oblige a recibir tratamiento psicológico justo después del incidente.
Así lo indica una investigación realizada por el Instituto de Estudios sobre el Empleo de Brighton centrado en la revisión de prácticas de brigadas de bomberos, servicios policiales y de ambulancia. Las conclusiones apuntan que las personas a las que se fuerza a revivir su traumática experiencia dentro del plazo de 72 horas desde que acaeció sufren más problemas psicológicos a largo plazo que otras.
Los investigadores afirman que es perjudicial para el trabajador rememorar el trauma, tanto por medio de un tratamiento psicológico como por el hecho de que la empresa necesite tomar informes de lo que ha pasado con el fin de evitar que vuelva a suceder.