Desarrollan un test para detectar la fibrosis cística en sólo hora y media

 

Saber si un bebé padece fibrosis cística puede ser cuestión de apenas hora y media si se confirma la efectividad de un nuevo método de detección creado por especialistas del Centro Nacional para la Investigación de Sensores de la Universidad de Dublín.
El aparato consta de un sensor que se aplica en la muñeca del recién nacido -a modo de reloj de pulsera- y que calcula las posibles cantidades de sal “anormales” por el sudor, síntoma muy típico de este mal genético.