Desarrollan xenobots, es decir, robots “vivos”

Un equipo conjunto de científicos del Centro de Biología Regenerativa y del Desarrollo de la Universidad de Tufts y la Universidad de Vermont -ambas estadounidenses- ha creado lo que algunos llaman ya xenobots pues según dicen se trata de «robots vivos”, de máquinas biológicas» de un milímetro de tamaño que se han construido gracias a un superordenador -el Deep Green- utilizando células madre cardíacas y de piel procedentes de embriones de rana de la especie Xenopus laevis.

Cultivadas en laboratorio y visualizándolas por microscopio los investigadores las ensamblaron según el diseño especificado por el ordenador creando células híbridas con un nuevo ADN cuyo origen está pues en embriones de rana pero ya no es propio de ellas. Células que según aseguran esos investigadores podrán quizás usarse para inducir nuevas formas de vida y usarlas en el fututo para tratar la contaminación radiactiva, recolectar microplásticos en los océanos o hacerlos viajar por las arterias para desatascarlas. Aseveran que se mueven de forma coherente, son biodegradables y a los siete días mueren.