Descubren cómo aparece la diabetes Tipo I

 

Un equipo del Departamento de Microbiología e Inmunología de la Universidad McGill de Montreal (Canadá) dirigido por Ciriaco A. Piccirillo asegura haber descubierto por qué las células beta pancreáticas son atacadas y destruidas por el propio sistema inmune causando la diabetes Tipo I tras concluir un estudio con ratones diabéticos no obesos modificados genéticamente para reproducir la diabetes humana.
Hasta ahora se ignoraba la causa aunque se sospechaba que estaba en los linfocitos T. Y Piccirillo acaba de confirmarlo. Según explicaría la principal función de los linfocitos T -cuyo desarrollo y función están determinados por el gen Foxp3 tanto en ratones como en humanos- es regular la función de las diversas reacciones inmunes frente a microbios, tumores y alergenos pero a veces –normalmente con el tiempo- se vuelven “perezosos” y entonces el páncreas encuentra vía libre para provocar reacciones autoinmunes. Según el investigador la razón de que los linfocitos pierdan esa capacidad puede deberse a una predisposición genética unida a factores externos o a infecciones.