Descubren la existencia de vida en las nubes

 

Tres científicos austríacos de las universidades de Innsbruck y Viena han descubierto que en las nubes proliferan los organismos vivos y que son muy numerosos.
Durante dos meses, los investigadores recogieron pequeñas gotas de agua y copos de nieve de formaciones nubosas congelándolos inmediatamente para evitar toda contaminación. Los resultados demostraron que, contrariamente a lo que podía imaginarse, las nubes están pobladas de organismos con una media de 1.500 bacterias por centímetro cúbico en el agua de las nubes, más otros 11.000 en los copos de nieve.
Estas concentraciones son bastante modestas en comparación con los 10 millones de bacterias que podemos encontrar por centímetro cúbico en el agua de algunos lagos y mares pero como las nubes son onmipresentes no se puede despreciar la importancia de esos microorganismos en el planeta. Incluso a temperaturas muy bajas y radiaciones ultravioletas intensas existe una gran variedad de contaminantes y compuestos orgánicos de origen terrestre que actúan de alimento.
Las bacterias no son únicamente transportadas en las nubes bajo la forma de esporas sino que se instalan allí permanentemente multiplicándose a la vez que son empujadas por el viento. Lo único que queda por hacer es identificar el origen de estos microorganismos ya que se desconoce si provienen del suelo, de la superficie de las aguas, de la vegetación o si son específicas de las nubes.
¿Podrían ser tales bacterias el origen de algunas alergias?