Descubren por qué el amor nos hace perder la cabeza 

Puede ser cierto que el amor nos hace perder la cabeza. Los investigadores Semir Zeki y Andreas Bartels, expertos en Neurología Cognitiva de la Universidad de Londres, han comprobado mediante resonancia magnética que la “ceguera amorosa” se debe a una reducción de la actividad en zonas muy específicas del cerebro que se desactivan en esos momentos.
Lo que demuestra cómo el romanticismo y el enamoramiento es un estado que queda reflejado en la mente de quien lo vive.
“Es la primera investigación que analiza la correlación neurológica de una emoción positiva y particular –el amor- y, además, es el primer estudio que considera las relaciones interpersonales, que son tan importantes en las conductas diarias”,explicó el profesor Bartels.