Descubren por qué la leche materna evita las diarreas

 

Los bebés alimentados con leche materna tiene menos riesgo de sufrir diarreas que los que consumen leches de sustitución. Ese hecho se conoce desde hace tiempo pero la razón acaba de descubrirla un grupo de científicos del Instituto Nacional de Investigación Agrónoma de Francia coordinado por Marie-Christine Moreau. Y la razón está en el papel que juegan las bifidobacterias presentes en el tubo digestivo de los bebés que han sido amamantados.
En el estudio se utilizaron ratones modificados genéticamente para que su flora digestiva fuera idéntica a la de los humanos siendo así como los científicos comprobaron que la presencia de esas bacterias aumentaba significativamente la respuesta del sistema inmunitario contra los rotavirus (virus responsables de las diarreas).
El descubrimiento permitirá elaborar leches de sustitución capaces de estimular el desarrollo de las bifidobacterias en el intestino del bebé. Al nacer, el tubo digestivo de un niño es estéril pero es rápidamente colonizado por bacterias a fin de constituir la flora intestinal.