Descubren una proteína que puede ayudar a crear la vacuna contra el cáncer

 

La revista Journal of Clinical Investigation afirma que se ha descubierto una “proteína” capaz de contrarrestar la reproducción de células cancerosas en pacientes con melanomas (cáncer de piel) -uno de los cánceres más graves puesto que se desarrolla a gran velocidad- que podría llegar a utilizarse como “vacuna” contra el cáncer. La proteína se identifica como SSX-2 y parte de un grupo de antígenos CT, es decir, que sólo son reconocidos por el sistema inmune cuando están presentes en las células cancerígenas y no en las células sanas. Esa particularidad de las células cancerosas es precisamente lo que ha fomentado la investigación de muchos científicos porque proporciona altas posibilidades de crear vacunas contra el cáncer. Así lo asegura incluso la autora principal del estudio, Danila Valmori, miembro del Instituto Ludwig de Investigaciones Oncológicas, quien declararía: "La SSX-2 es un objetivo particularmente bueno para una vacuna contra el cáncer".
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte, solo tenemos que añadir que la primera persona en el mundo que descubrió que las proteínas pueden combatir eficazmente el cáncer fue el creador del popular Bio-Bac, el farmacéutico, microbiólogo e investigador español Fernando Chacón. Es más, Fernando Chacón patentó hace ya años la vacuna contra el cáncer. Pero nadie le escuchó, probablemente porque no le entendían ni le creían. Hoy científicos de medio mundo están “descubriendo” lo ya descubierto por él hace décadas. Corroborando todo lo que dijo. Pero siguen sin hacerle caso a pesar de que sus trabajos están publicados. Y de que el Bio-Bac cuenta con numerosos ensayos científicos que avalan sus propiedades terapéuticas aunque ese individuo que responde al nombre de Fernando García Alonso y fue Director General de Farmacia y Productos Sanitarioscon la impresentable Ana Pastor lo niegue como recientemente ha vuelto a hacer, con la desfachatez que le caracteriza, en un recienteacto organizado por la Fundación Vila Casas.