Diagnóstico casero de las alergias

 

Acaba de fabricarse –que sepamos- el primer aparato para el diagnóstico casero de alergias: el Imutest. Basta hacerse una pequeña punción en un dedo y el propio aparato analiza la sangre. Se trata de algo de sumo interés ya que en España –como en otros países- hay millones de personas alérgicas que sufren asma, eczemas, fiebres y otros síntomas. Las alergias son algunas de las “enfermedades” más corrientes. Es más, cuatro de cada diez niños en edad escolar tienen hoy algún tipo de alergia. En la foto vemos al Dr. John Rees -de Clinical Diagnostic Chemicals de Gales-, inventor de este sencillo aparato que se podrá adquirir pronto en las farmacias.
La prueba es muy sencilla y bastan 30 minutos para que el equipo ofrezca los resultados identificando el tipo de alergia, sus causas más probables y la posibilidad de que el paciente pueda desarrollar otros síntomas. Así, detecta cantidades mínimas de inmunoglobulina E (igE), cuyo alto nivel en sangre indica un mayor riesgo de alergia.
Las pruebas realizadas con el Imutest son tan fiables como las de laboratorio. Una vez obtenidos los resultados y rellenado un cuestionario, el propio paciente puede saber qué tipo de alergia padece, cuáles son los principales alergenos y acudir con esos datos al médico o seguir las medidas preventivas propuestas.
Los alergenos pueden afectar a la nariz, la boca, la faringe, la laringe, los ojos, el sistema respiratorio, el digestivo y la piel produciendo diversos síntomas como dificultades respiratorias y picores pero también pérdida de concentración, malestar general y hasta un shock anafiláctico. Además de realizar un diagnóstico general, el Imutest permite hacer pruebas de cinco de las alergias más comunes: a la fiebre del heno, a los ácaros del polvo, al pelo de los gatos, al huevo y a la leche.
Cabe recordar que la actual proliferación de las alergias –y de muchas otras “enfermedades”- se debe al aire que respiramos, a los líquidos que bebemos, a los alimentos que tomamos (incluidos conservantes, espesantes, aromatizantes, insecticidas, etc.), a los fármacos y a la contaminación electromagnética artificial. Porque estamos cada vez más contaminados. Aunque la mayor parte de las autoridades siga echando la culpa mayoritariamente al polen para no tomar medidas que son cada vez más urgentes. Lo que demuestra que son unos ignorantes o unos mentirosos.
Más información en: Internet: www.imutest.com