Discovery DSALUD y nuestro director, injuriados

Algunos empiezan a ponerse nerviosos

La enorme campaña orquestada contra los profesionales de la salud que ejercen disciplinas terapéuticas no convencionales -médicos y no médicos- lanzada por los actuales dirigentes de la Organización Médica Colegial (OMC) y sus agrupaciones adláteres -secundada por el poder político y muchos medios de comunicación- sigue sin calar en la sociedad y quienes la azuzan empiezan a ponerse nerviosos.

Entre otras razones porque los afectados han decidido reaccionar y poner en marcha iniciativas que les preocupan enormemente. Y en su nerviosismo algunos -entre ellos varios periodistas- han decidido intentar desprestigiar al único medio que desvela sus mentiras y les deja una y otra vez en evidencia -Discovery DSALUD– así como a nuestro director Jose Antonio Campoy– que ya ha iniciado contra algunos de ellos las correspondientes acciones judiciales y no por vía civil sino penal. Acusándoles de injurias, lesión de su dignidad, menoscabo de su fama y atentado contra su imagen, su estima y su honor mediante falsedades y juicios de valor intolerables. Acciones a las que en breve se añadirá una demanda por perjurio ya que en su desfachatez hay quien no ha tenido reparo de mentir en sede judicial.

La revista y nuestro director defienden la libertad de expresión e información así como la libertad de opinión porque son propias de un estado de Derecho pero tales libertades tienen unos límites que se han rebasado ampliamente y constituyen un conjunto de falsedades, medias verdades, calumnias, injurias y difamaciones que no van a ser toleradas. Como no van a tolerarlas más los profesionales de la salud que llevan más de tres años soportando que se les acuse de ejercer terapias sin validez terapéutica alguna y a los que irresponsablemente se acusa de poner en peligro la salud y la vida de sus pacientes. Profesionales que también han empezado a actuar y de cuyas acciones iremos dando cuenta en los próximos meses.

Terminamos indicando que sus furibundos ataques han tenido un efecto que no esperaban: ha aumentado notablemente la venta en kioscos de la revista y nuestra web –www.dsalud.com– supera ya ampliamente el medio millón de visitas al mes.