Dormir poco puede provocar hipertensión y obesidad

 

La Universidad de Chicago (EE.UU.) ha estudiado el efecto que sobre la salud tiene la privación ordinaria de sueño basándose en una muestra de chicos sanos y jóvenes de 20 años y ha constatado que puede provocar hipertensión y obesidad.
Según el estudio, dormir sólo 4 horas durante 6 días hizo que los resultados de los análisis de sangre se parecieran más a los de hombres de 60 años o a los de un diabético que a jóvenes sanos. La capacidad de control sobre el azúcar en la sangre de los chicos se redujo en un 30% y se elevaron sus niveles de cortisona, lo que provoca hipertensión y disfunciones en la memoria. Dormir 6 o 7 horas también resulta peligroso ya que tiene las mismas consecuencias que dormir 4 solo que los efectos pueden tardar más en aparecer.
Aún no se han analizado los efectos de no dormir suficientes horas durante largas temporadas. La preocupación recae sobre la falta de sueño crónica ya que dificulta el mantenimiento de niveles de azúcar estables lo que provoca propensión a la obesidad y resistencia a la insulina.
El ejército norteamericano también ha realizado estudios sobre la privación de sueño en los soldados concluyendo que ésta causa disfunciones en el cerebro -especialmente en las áreas de atención- y a la hora de realizar complejas operaciones mentales. Sobresale el hecho de que es muy difícil recuperar las horas de sueño perdidas y que se necesitan más de 4 noches seguidas durmiendo 8 horas para recuperar la máxima capacidad mental.