DORMIR POCO TIENE CONSECUENCIAS PARECIDAS A BEBER MUCHO ALCOHOL

 

Un estudio realizado por expertos estadounidenses de la Universidad de Stanford asegura que las personas que sufren apnea -o interrupción del sueño- tienen una capacidad de reacción similar o menor que la de las personas que han bebido demasiado alcohol.
Según el equipo del Dr. Nelson B. Powell, el estudio pone de manifiesto los peligros que este hecho supone para la conducción de coches o de otros equipos y maquinarias. Los expertos compararon la capacidad de reacción de las personas que sufrían apnea con la de otras que habían consumido una cantidad de alcohol superior a la permitida legalmente en Estados Unidos (alrededor de un 0,8% de alcohol en la sangre).