EE.UU. APRUEBA LAS PRUEBAS DE SANGRE POR LÁSER PARA DIABÉTICOS

 

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) norteamericana ha aprobado un nuevo método menos doloroso para que los millones de diabéticos que tienen que pincharse todos los días los dedos en casa para controlar su nivel de azúcar en sangre puedan hacerlo a partir de ahora con ayuda de un láser.
Los continuos pinchazos son dolorosos y molestos, pero las personas diabéticas deben  controlar  ese nivel de azúcar para evitar otras complicaciones de la enfermedad, como la ceguera. A pesar de lo cual, más del 70% de los diabéticos dejan en muchas ocasiones de hacerse los controles diariamente.
Con el nuevo método, el paciente sólo tiene que introducir su dedo en una ranura y apretar un botón. La luz del láser vaporiza una pequeña parte de la piel y abre un diminuto agujero, del mismo tamaño que el que puede hacer una aguja, pero sin el dolor ni las marcas que el sistema tradicional causa. El problema es que el aparato, llamado Lassette , es bastante caro.