Ejercer como especialista sin tener homologado el título se considera ¡intrusismo!

 

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a un médico por “intrusismo” al aparecer en los cuadros médicos de dos compañías aseguradoras como psiquiatra… “sin serlo”. Y le ha condenado a seis meses de prisión advirtiendo de paso a las empresas que haberle incluido en la publicidad de sus cuadros médicos sabiendo que “carecía de especialidad” tiene también responsabilidad legal.
La verdad, sin embargo, es que el médico condenado sí posee el título de especialista en Psiquiatría… pero obtenido en un país no comunitario. Y lo que sucede es que la Administración le denegó la homologación que solicitó el año 2000. Razón por la que el médico condenado alega –con toda la razón del mundo aunque los jueces digan otra cosa aplicando la ley- que no ha incurrido en delito de intrusismo ya que "el único requisito del que carece es el de la homologación, no del título".
La sentencia, sin embargo, rechaza ese argumento y alega que como el facultativo sabía que su homologación había sido denegada "era consciente de que actuaba ilícitamente en el ejercicio de una profesión de la que no tenía título válido para ejercerla”. Y agrega que “ al practicar la especialidad en su consulta privada, al amparo de unos estudios realizados en un país no comunitario cuya homologación no le fue concedida, se ponía fuera de la ley pues no ejercía correctamente la Medicina con su titulación".
La sentencia agrega que legalmente existe la posibilidad de contratar licenciados para mantener la asistencia cuando faltan especialistas pero que esa alternativa sólo es posible en el ámbito público, no en el privado.
Suponemos que el médico condenado recurrirá, pero, ¿alguien duda aún de que la estupidez y la falta de sentido común  están perfectamente instaladas en el ámbito sanitario y jurídico? ¿Cómo va ser un intruso un psiquiatra titulado?