El 10% de los niños atendidos en urgencias recibe una receta errónea

 

Uno de cada 10 niños que acude a un servicio de urgencias recibe un tratamiento inadecuado, normalmente una dosis equivocada del fármaco. Eso es, al menos, lo que ha revelado un trabajo canadiense publicado en Pediatrics y que recoge los casos de más de 1.500 niños que —durante 12 días del verano de 2000 seleccionados al azar— habían acudido a un servicio de urgencias de un hospital infantil. Dos pediatras revisaron los datos y constataron que en el 10,1% de los casos se habían producido errores de prescripción, fundamentalmente fallos en la dosis o bien en la frecuencia de las tomas de paracetamol, antibióticos, medicaciones para asmáticos y antihistamínicos. 
Asimismo, las probabilidades de recibir una receta errónea aumentaban (1,5 veces) si los pacientes habían sido atendidos por un médico residente o bien durante el fin de semana.