El 20% del gasto sanitario se derrocha en pruebas y tratamientos innecesarios

En los países de la Unión Europea se derrocha el 20% del gasto sanitario en pruebas y tratamientos innecesarios según denuncia un informe recién publicado conjuntamente por la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Gasto que podría eliminarse sin menoscabar la calidad del servicio prestado ni perjudicar al paciente. Y no se trata de una cantidad pequeña pues la comunidad dedica a ello el 9,6% de su producto interior bruto (el 8,8% en el caso de España) y se estima que a largo plazo, teniendo en cuenta el envejecimiento de la población, ese porcentaje subirá haciendo insostenible el sistema si no se toman medidas urgentes.

En cuanto a las principales partidas de derroche injustificado se apunta a la hospitalización innecesaria, a la financiación de fármacos y «al fraude y la corrupción». Proponiendo entre otras medidas fomentar la prescripción de medicamentos genéricos en lugar de los de «marca», algo que en muchos países se obvia.

El informe agrega un dato del que casi nadie quiere hacerse eco: cada año mueren en la Unión Europea más de 1.200.000 personas por enfermedades y lesiones que podían haberse evitado. Dato que por cierto injustificadamente se aprovecha para pedir ¡más vacunaciones infantiles!