El aceite de oliva protege del cáncer de mama y la retinopatía diabética

Basta consumir cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra al día para reducir hasta dos tercios el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Así lo indican al menos los resultados de un estudio coordinado por el catedrático de la Universidad de Navarra e investigador del Centro de Investigación en Red (CIBER) Miguel Ángel Martínez que acaba de publicarse en JAMA Internal Medicine. Bautizado como PREDIMED el estudio se inició en 2003 para comprobar los beneficios cardiovasculares de la dieta mediterránea y en él se excluyó explícitamente a pacientes ya diagnosticadas de cáncer de mama.

Asimismo disminuye el riesgo de desarrollar retinopatía diabética entre quienes padecen diabetes tipo 2 según un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) -organismo adscrito al Instituto de Salud Carlos III– coordinado por el profesor de la Universidad Rovira y Virgili de Tarragona (España) Jordi Salas-Salvadó tras seguir a más de 3.000 pacientes con diabetes tipo 2 de toda España. Acaba de publicarse en Diabetes Care.