El aceite de onagra inhibe la acción del oncogén que causa el 30% de los tumores de mama, ovario y estómago

Javier A. Menéndez, investigador español de 33 años afincado en Chicago (EEUU), ha descubierto que el consumo de aceite de onagra o prímula reduce un 30% el riesgo de aparición y progresión de los cánceres de mama, ovarios y estómago. Es más, ha descubierto el mecanismo molecular a través del cual el ácido graso ácido gamma-linolénico (GLA) -perteneciente a la serie omega-6 y presente en grandes cantidades en el aceite de prímula u onagra- permite neutralizar en un 90%el oncogén Her-2/neu al que se considera responsable del 30% de esos cánceres.
Así lo ha dado a conocer en el Journal of the National Cancer Institute, publicación oficial del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos. “El GLA –explicaría-es capaz de controlar el promotor de Her-2/neu, es decir, la llave de "encendido y apagado" que controla el nivel de expresión de este gen en células cancerosas”. Agregando: “Y no sólo inhibe la proliferación de células tumorales HER-2/neu positivas sino que también bloquea su capacidad para formar metástasis a distancia, la principal causa de muerte y de fallo al tratamiento en esos pacientes”.
Menéndez -en la actualidad profesor asistente de la Facultad de Medicina de Chicago y biólogo molecular del Instituto Robert H. Lurie de Investigación para la Salud- ya había publicado otro trabajo en el que demostró los beneficios del ácido oleico -ácido graso mayoritario del aceite de oliva- en el tratamiento del cáncer de mama.
Menéndez va a estudiar ahora la mejor forma de administrarlo, en qué dosis y cómo lo tolera el organismo. Claro que hace ya cinco años se realizó en Gran Bretaña un estudio clínico sobre él concluyéndose que administrado oralmente en altas dosis mejora la respuesta de pacientes de cáncer de mama sometidas a tratamiento hormonal.