El aceite de orégano frena el crecimiento de bacterias en alimentos 

El aceite de orégano disminuye de modo notable el crecimiento de bacterias en los alimentos según una investigación de la Universidad de Chihuahua (México). La investigación se centró en el estudio de los componentes antimicrobiales de las plantas medicinales usadas en la alimentación.
El descubrimiento abre nuevas posibilidades a las técnicas de conservación de los alimentos a partir de productos naturales, en este caso el orégano, procedente de la familia de las plantas de la menta y utilizado como condimento en la cocina mediterránea. De las diferentes fracciones empleadas del aceite esencial de orégano, la identificada con el número IV demostró frenar el crecimiento de las bacterias de modo notable.