El agua fluorada reduce el riesgo de fracturas en mujeres 

Un estudio realizado por la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón (EE.UU.) sugiere que el agua fluorada puede reducir el riesgo de fracturas de caderas y vértebras en las mujeres mayores que padecen osteoporosis.
Los investigadores comprobaron que las mujeres que consumían agua fluorada tenían una densidad mineral del hueso de la cadera mucho mayor -un 2,6%- y en la columna –un 2,5%-. Estas mujeres presentaban un 31% menos de posibilidades de sufrir una fractura de cadera y un 27% de fractura vertebral que las mujeres no expuestas al agua fluorada.
El estudio se realizó con 9.000 mujeres de más de 65 años. Otros expertos señalan que si bien el estudio no ha tenido en cuenta otros factores que también influyen en las fracturas de hueso (como el tabaco, el uso de estrógenos y el peso), todo indica que el agua fluorada no incrementa ese tipo de fracturas por lo que se puede confirmar su seguridad.