El Alzheimer podría ser tratado con anticuerpos 

 

Aunque aún se desconoce la causa del Alzheimer y hay varias hipótesis sobre ella un equipo médico norteamericano dice que se debe a una proteína –la amiloidea beta- y puede retrasarse su aparición e incluso detener su progreso simplemente inyectando inmunoglobulina. Claro que el equipo –cuyos miembros pertenecen al Centro Médico Cornell Weill y al Hospital Presbiteriano de Nueva York- sólo han tratado a 8 pacientes durante seis meses durante las pruebas de inocuidad. Al determinar si había habido deterioro mental tras ese plazo constataron que la función cognoscitiva había mejorado en seis de ellos y no empeoró en otros siete.
Según estos investigadores es la proteína amiloidea beta la que destruye las células del cerebro que da lugar a la enfermedad y basta inocular inmunoglobulina para evitarlo. A esta inoculación de anticuerpos se la denomina inmunización pasiva y ya se usa para combatir otras enfermedades como la hepatitis.
En otras palabras, si estos investigadores tienen razón bastaría también elevar de forma notable las defensas del sistema inmune para tratar con éxito el Alzheimer. Y la hepatitis. Y el cáncer. Y otras muchas enfermedades. Lo que no hace ninguna gracia que se sepa a los laboratorios farmacéuticos.