El cerebro se altera según el tipo de emoción experimentada

Dependiendo de la emoción que experimentamos en cada caso, el cerebro se comporta y se altera de manera distinta. Así lo han podido comprobar un grupo de científicos de la Universidad de Iowa que lo explican en la revista Nature Neuroscience.
Estos sometieron a varios experimentos a un grupo de voluntarios para saber cómo reaccionaba su cerebro al sentir una amplia variedad de sensaciones. Para ello se les pidió recordar, entre otras, situaciones tristes, de estrés, de ansiedad, de júbilo o de rabia aplicando simultáneamente un escáner cerebral que diera cuenta de las alteraciones.
Los autores han comprobado que existe, al menos, un vínculo claro entre las emociones sentidas y la llamada homeostasis, es decir, el proceso por el cual el cuerpo regula la temperatura, la presión sanguínea y sus sistemas internos.