El ácido oleanólico, útil en la esclerosis múltiple

Un equipo de investigadores de la Unidad de Inmunidad Innata e Inflamación del Instituto de Biología y Genética Molecular de la Universidad de Valladolid ha constatado -su trabajo acaba de publicarse en British Journal of Pharmacology- que el ácido oleanólico presente en la cutícula y en las hojas del olivo ayuda en las patologías inflamatorias haciendo incluso que la esclerosis múltiple evolucione de forma más lenta. Al menos en animales atenúa notablemente los síntomas: alteraciones en la permeabilidad vascular, infiltración de leucocitos, presencia de citoquinas… Según uno de sus miembros, María Luisa Nieto, "el desarrollo de la enfermedad es sensiblemente más lento y se reducen significativamente -e incluso eliminan en algunos casos- todos los procesos inflamatorios que van asociados a esa enfermedad". Y que están convencidos de su eficacia parece demostrarlo que ya han patentado su aplicación farmacológica y se encuentran preparando nuevos estudios a nivel celular y molecular.
Tal es la noticia. Nosotros debemos agregar que el oleanólico es un ácido triterpénico que se encuentra de forma natural en numerosas plantas  además de, por ejemplo, en las aceitunas, el aceite de oliva y las uvas. Y hay estudios en marcha para demostrar que es útil en muy distintas patologías,  diabetes incluida. No hace falta pues consumirlo en forma de fármaco.