El Colegio de Médicos de Madrid monta un chiringuito para pontificar sobre qué informaciones son “ciertas”

El Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) que preside Miguel Ángel Sánchez Chillón ha montado un chiringuito que ha bautizado como Observatorio Digital para combatir los “bulos” en materia de salud del que inconcebiblemente han aceptado formar parte la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y EFE Verifica junto a Maldita Ciencia y la Asociación para Proteger al Enfermo de las Terapias Pseudocientíficas (APETP). El objetivo declarado es “detectar e identificar prácticas que pongan en riesgo la salud de la personas mediante informaciones falsas”, “promover el uso responsable de Internet y las redes sociales” y “dar a conocer dónde consultar información sanitaria fiable y de calidad”. Es decir, van a decirle a los ciudadanos en qué deben creer y a quiénes en materia de salud. Se trata pues de una especie  de “Gestapo informativa” dispuesta a desmentir y poner en entredicho toda información que discuta las “verdades” oficiales.

Lo inaudito es que la presidenta de la APETP, Elena Campos Sánchez, licenciada en Biotecnología y Master en Biomedicina Molecular, no puede presumir precisamente ni de su curriculum, ni de los trabajos científicos publicados, ni de los libros escritos. Su productividad científica es casi nula, nunca ha tenido grupo propio y no ha sido investigadora ni científica principal o responsable de proyecto alguno Y, por supuesto, ni sabe de Medicina ni tiene el más mínimo conocimiento de ninguna de las numerosas disciplinas terapéuticas que gratuitamente califica de «pseudoterapias».

Por lo que se refiere a Maldita Ciencia debemos decir que pertenece a FactCheckEU y a The International Fact-Checking Network que es una sección de Poynter Institute, entidad que se dedica a promover la censura porque le tiene pánico a la libertad de información (vamos a publicar un reportaje sobre ello).

En cuanto a EFE Verifica lo integran dos periodistas siendo la responsable Desirée García -especializada en política- y Ramiro Fuente -que ha trabajado en Sociedad, Cultura, Tribunales, Economía y Política-. ¿Y estas personas son las que van a decirle a la sociedad qué noticias en materia de salud son fidedignas y creíbles y cuáles no? Grotesco.

Invitamos a leer el artículo que con el título Quiénes están detrás de la demonización de las medicinas naturales apareció en el nº 222 correspondiente a enero de 2019 al que puede acceder a través de nuestra web: www.dsalud.com.