El Congreso sobre Medicina de Vanguardia no podrá adquirirse en soporte digital 

El I Congreso Internacional sobre Medicina de Vanguardiaorganizado y patrocinado por Discovery DSALUD que se celebróen el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid los pasados días 20 y 21 de mayo y que constituyó un notable éxito ya que acudieron a él cerca de 750 personas -la mayoría médicos y otros profesionales de la salud además de muchos biólogos y psicólogos- no podrá adquirirse en soporte digital tal como era nuestra intención y así lo anunciamos. La razón es simple: no poseemos la grabación debido a una negligencia grave de los responsables del Palacio.
Discovery DSALUDhabía decidido no sólo grabar en video y audio las doce ponencias sino entrevistar además a cada uno de los conferenciantes para complementar la información editando luego el material y ofrecérselo a quienes estuvieran interesados en él a través de doce DVDs (uno por ponente). Pues bien, el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid tiene concedida la exclusiva de las grabaciones de los actos a una empresa con la que hay que tratar obligatoriamente: Aysav. Así que forzados por esa concesión contratamos la grabación de audio y video con dicha empresa mientras nuestro equipo se encargaba de grabar las entrevistas en la Sala de Autoridades contratada al efecto ya que eso no podían legalmente impedirlo. Y así lo hicimos con la calidad que se espera de un equipo profesional. Sin embargo, cuando al terminar el congreso fuimos a recoger las cintas con la grabación del evento -de lo que se encargó Aysav- se nos dio a firmar un papel donde ya se nos indicaba que en la señal de audio aparecía un ruido constante y además se acoplaba una emisora de radio. Enfadados, preguntamos por qué no se nos había comunicado ese problema el primer día en lugar de esperar a la finalización del congreso y se nos dijo que de todas formas no hubiéramos podido hacer nada porque los responsables del Palacio saben que ese problema existe desde hace mucho tiempo y no se ha podido -o querido- resolver. Obviamente no quisimos llevarnos las cintas.
El 28 de mayo enviamos por burofax una carta al director del Palacio, Octavio González Manteca, exigiendo explicaciones y narrando otros desagradables incidentes acaecidos durante la celebración del congreso. Su respuesta fue mandarnos una carta el 7 de junio con la factura y otra al día siguiente, 8 de junio, diciendo que había recibido nuestras quejas e iba “a estudiar con el mayor interés el contenido de su mensaje”. El 25 de julio -48 días después de esa carta- volvimos a mandarle un burofax porque no volvió nunca más a dar señales de vida. En el momento de cerrar este número sigue sin responder. Y nos tememos que el asunto terminará finalmente en  los tribunales. Tendremos informado al lector.