EL CONSEJO DE EUROPA SE OPONE A LAS PATENTES DE GENES Y TEJIDOS

 

La Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa ha adoptado una recomendación en la que se opone a las patentes para genes, células, tejidos y órganos de origen vegetal, animal o humano ya que no pueden considerarse como inventos. Asimismo, el Consejo de Europa ha pedido la cooperación de los 41 estados miembros y las demás organizaciones internacionales para reforzar la legislación internacional sobre Biotecnología.
Según el Consejo de Europa, los monopolios creados por la concesión de patentes en el caso de organismos vivos pueden perjudicar el valor de los recursos genéticos regionales y mundiales así como atentar contra los intereses de agricultores y de países en vías de desarrollo.
Además, en el caso de los organismos vivos es complicado definir el alcance de una patente y lograr un equilibrio entre el interés público y el privado ya que existen problemas derivados de su capacidad de reproducción.
Por otra parte, el Consejo de Europa ha hecho hincapié en la elaboración de un código de conducta para garantizar el acceso de investigadores y científicos a los recursos genéticos mundiales y el reparto de los beneficios con los países en vías de desarrollo.