El consumo diario de aspirina puede provocar cáncer de páncreas

 

Tomar diariamente aspirina –algo que muchos médicos sugieren a sus pacientes para prevenir problemas cardiovasculares o embolias cerebrales así como para tratar dolores de cabeza- aumenta el riesgo de contraer cáncer de páncreas, una patología cuya supervivencia media tras manifestarse es de tres años. Así lo indica al menos un estudio hecho con 88.378 enfermeras gracias al cual se descubrió que las que tomaron dos o más aspirinas a la semana durante 20 años tenían ¡un 58%! más de riesgo de padecer cáncer de páncreas. Es más, el riesgo en las enfermeras que tomaron 14 tabletas o más a la semana subía hasta el 86%.
La directora del estudio, Eva Schernhammer –miembro de la Facultad de Medicina de Harvard-, afirma que se trata, junto al tabaco, de uno de los pocos factores de riesgo claramente identificados como posible causa del cáncer pancreático. "Nosotros creíamos lo contrario -diría Eva Schernhammer-, es decir,  que la aspirina podía proteger del cáncer de páncreas, sobre todo desde que se documentó su papel preventivo en el cáncer colorrectal. Habrá que examinar ese hecho de nuevo con más detalle".
Este impactante y preocupante estudio -presentado en una reunión de la Asociación de Investigación del Cáncer de Estados Unidos celebrada en Phoenix (Arizona)- no significa que la aspirina no sea útil ocasionalmente sino que es su uso continuo lo que puede ser peligroso. Un dato a tener en cuenta.
Habrá que estar atentos a los próximos estudios que sin duda van a hacerse con muestras de población más amplias tras conocerse este preocupante dato. Y no nos vale la excusa de que el riesgo se compensa porque la aspirina previene las enfermedades cardiovasculares ya que esa aseveración también es hoy discutida.