El consumo moderado de alcohol podría aumentar el coeficiente intelectual 

La revista británica New Scientist recoge los resultados de una investigación realizada por el Instituto Científico Nacional de la Longevidad en Aichi (Japón) sobre las ventajas de beber alcohol. Si en estudios anteriores ya se afirmaba que un consumo moderado mejoraba el funcionamiento arterial favoreciendo así el riego sanguíneo del cerebro, los científicos nipones explican además que beber sin excederse puede incluso aumentar el coeficiente intelectual.
Para hacer tal afirmación los expertos japoneses testaron la inteligencia de 2.000 personas entre 40 y 79 años llegando a la conclusión de que los hombres que consumían hasta 540 mililitros de sake o vino al día sobrepasan en una media de 3.3 puntos el coeficiente intelectual de los abstemios. Las mujeres, para una misma cantidad de alcohol al día, sobrepasaban en 2.5 puntos a aquellas que no beben.
Para Hiroshi Shimokata, director del proyecto, “aunque las cifras sean significativas es muy difícil demostrar una relación causa-efecto entre el consumo moderado de alcohol y la inteligencia”. Advierte  además que “el consumo abusivo es uno de los mayores peligros para la salud del hombre ya que reduce considerablemente sus funciones cerebrales”.