El curry provoca adicción 

Añadir curry a los alimentos eleva el ritmo cardiaco y la presión arterial mucho más que cualquier otra comida no condimentada, según han constatado investigadores de la Universidad Nottingham Trent.
La consecuencia es algo parecido al “currycólico”, es decir, una persona cuyo organismo gusta de este sabor y “necesita” saborearlo por la satisfacción que le reporta. Muchos aficionados al curry desarrollan una “resistencia” a la especia, por lo que no dudan en repetir varias veces si no se sienten totalmente saciados de ella.