El Director General de la OMS muere por una embolia cerebral

 

Lee Jong-Wook, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), falleció a finales de mayo pasado con sólo 61 años en un hospital de Ginebra (Suiza) tras sufrir una embolia cerebral. Los médicos decidieron extraerle quirúrgicamente el coágulo pero murió poco después de la intervención. Jong-Wook -médico surcoreano- dirigía la organización desde el 21 de julio de 2003 habiendo sido el sexto Director General desde la creación de la OMS en 1948 en la que ingresó como consultor en 1983.