El ejercicio aumenta la potencia sexual de los ancianos 

Aunque desde hace mucho tiempo se sabe que el ejercicio regular mejora la salud de las personas de cualquier edad, científicos de la universidad de Newcastle han descubierto ahora que también mejora la potencia sexual de los varones ancianos.
Los que hacen ejercicio regular e intenso producen más hormonas del crecimiento y testosterona (la hormona sexual masculina) que los que llevan una vida sedentaria. Los varones de 55 a 65 años que recorren más de 64 kms. por semana tenían un nivel más alto de ambas hormonas que los de la misma edad que no hacían ejercicio. A partir de la edad adulta, el nivel de ambas hormonas va disminuyendo con los años, sobre todo a partir de los 40. La disminución de la hormona del crecimiento reduce la masa muscular y la densidad ósea mientras hace aumentar las grasas. La disminución de la testosterona hace que disminuyan el deseo y la potencia sexual.